Comparte aqui

La escuela constituye un entrecruzamiento de culturas que provoca tensiones, apertura, restricciones y contrastes en la construcción de significados. Se vinculan entonces el producto de los diferentes intercambios que los actores establecen entre sí, el mandato social y el contrato fundacional, es por esto que cada escuela  crea, adapta y transforma su propia cultura institucional, es decir:

“…el conjunto de significados y comportamientos que genera la escuela como institución social. Las tradiciones, costumbres, rutinas, rituales e inercias que estimula y se esfuerza en conservar y reproducir [y que] condicionan claramente el tipo de vida que en ella se desarrolla, y refuerzan la vigencia de valores, expectativas y creencias ligadas a la vida social de los grupos que constituyen la institución escolar…”

(Pérez Gómez, 1999: 127)

La función social de  toda escuela agrotécnica es transmitir los saberes  necesarios para gestar un profesional competente en su desempeño. Para cumplir esa función, los principios básicos de esta institución agrotécnica se sustentan en el trabajo y en la producción.   Así es primordial  articular con las maneras de producir, de tal modo de asegurar el acceso de los estudiantes a  situaciones productivas reales como base del proceso de enseñanza y aprendizaje. El nombre del Ingeniero Jorge Ricardo Hueda, señala un modelo de identidad, un técnico docente capaz de accionar responsablemente en el medio en procura de mejorar la calidad de vida.

                         

Pagina Congreso
noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
publicidad